2.0 beta directorio de foros «Anything can happen and it probably will»
enviar un grito rapido
Sabado, 14 de Febrero de 2015 a las 20:12 .
yelinna
Este artículo de acá:
http://www.nytimes.com/2012/02/19/magazine/shopping-habits.html

Y es de resaltar el comentario de Izzy:

Many of these targeted mailings aren’t the fault of statisticians - they are directed to you because your hospital/doctor SOLD the information to the stores and marketers (baby-formula makers are the subject of many lawsuits from patients who trusted their obstetricians to grant them privacy - then found their roadside mailbox overflowing with telltale ads after an unexpected miscarriage, genetic illness, stillbirth, adoption, incest, rape, you name it...)
If you think this is outrageous, wait until you have to justify to the Pope and the President why you need contraception, despite the fact that most American citizens use birth control. Is it any coincidence that after the second trimester, you and your baby are a marketing opportunity that Republicans would hate to lose? Maybe it’s not about "the sanctity of life" so much as "the worship of the almighty dollar".
Viernes, 30 de Enero de 2015 a las 19:33 .
yelinna
Yo recomiendo leer Nuestra Señora de París de Victor Hugo. Escrita en el Siglo XIX, está ambientada en el siglo XV, a inicios del Renacimiento (por ahí se menciona la recién inventada imprenta).

A pesar de ser una tragedia, hay capítulos enteros que están escritos en tono de comedia, especialmente los dedicados a Gringoire (quien podría considerarse el personaje más idiota de toda la literatura, pues es incapaz de tomarse nada en serio excepto su afición por el arte. Su sola existencia sirve sólo para ser "comic relief", y normalmente es omitido de las adaptaciones de la novela).
La descripción de Quasimodo parece sacada de un dibujo animado, me hizo reir.

La novela inicia con Gringoire, y los primeros capítulos podrían considerarse una denuncia al mal comportamiento de la chusma al no dársele el entretenimiento que exige, llegando ésta a amenazar con la violencia (y unos cuantos ahorcamientos).

Pero quien más me ha gustado es Claude Frollo. Él no sólo era sacerdote, también era alquimista. Siguiendo antiguos escritos como los de Nicolás Flamel (bueno, no tan antiguos para Claude, sólo lo separaba un siglo de Nicolás), intentaba hacer oro "a partir de los rayos del sol pues son de la misma sustancia, tmabién es posible usar los rayos de Sirio, pero su luz es más difícil de concentrar". Considerado brujo por el populacho, su obsesión con Esmeralda ya va más allá de la cordura. Claude está loco, y esta obsesión lo llevan a comportarse como un psicópata.
Hubiera deseado que Victor le hubieda dedicado más capítulos a su degradación moral. Claude al inicio era un idealista, soñador y compasivo (él acoge a Quasimodo por compasión). Luego empieza a sentir decepción en su búsqueda del conocimiento, y frustración tras sus fracasos como alquimista. Finalmente, su obsesión con Esmeralda lo transforma en un asesino y casi en un violador.

El final es trágico trágico trágico.

Curiosamente, Quasimodo es un personaje secundario, la protagonista de la novela es Esmeralda.

Que me ha gustao, coño! :D :D :D :D
Viernes, 16 de Enero de 2015 a las 19:52 .
yelinna
Acerca de... las pelis de la factoría Holliwood! :D

En las películas de acción, aventura, suspenso, etc. el protagonista suele ser un hombre blanco, casi siempre un militar o vinculado de alguna forma a la milicia (como ser hijo de un militar o tener algún timpo de entrenamiento militar), heterosexual, con fuertes razgos para el liderazgo, con marcada tendencia a la agresividad, y con gran destreza/fuerza física.

En la película Splice*, la protagonista cumple con varios estereotipos de los personajes principales femeninos de Hollywood: blanca (no necesariamente rubia), occidental, heterosexual, con un fortísimo instinto maternal, inclinada a la compasión, al afecto y al cuidado (en este caso llevado a límites obsesivos) y más pasional que racional (independientemente de su inteligencia).

En ambos casos, Hollywood refuerza estereotipos que ya deberían ser caducos.

Conclusión: Hollywood es tolerable en ciertos casos, en pequeñas dosis, y siempre mezclado con productos de otras fuentes. Consumir demasiado Hollywood, y sólo Hollywood, puede causar daño cerebral.


*Sólo pude ver un pedazo, pero lo que encontré más interesante fue el progresivo deterioro mental de la protagonista. Además la enegendro que ella y su novio crean moooolaaaaaa!!
Viernes, 16 de Enero de 2015 a las 19:46 .
yelinna
Hola!!

Ah, una pena, yo tampoco he vuelto a saber de esa película. Supera de lejos a casi la totalidad de películas de princesas hechas hasta la fecha. Las buenas películas (de verdá) casi siempre pasasn desapercibidas.


Miercoles, 7 de Enero de 2015 a las 23:56 .
annysakura
me encantó esa pelicula cuando la vi, pero desde entonces no la he vuelto a encontrar y me gustaria poder verla, si supieras un lugar donde poder verla en español latino en internet te lo agradeceria mucho
Miercoles, 31 de Diciembre de 2014 a las 21:37 .
yelinna
Jueves, 25 de Diciembre de 2014 a las 02:57 .
yelinna
ok, voy a explicar qué está pasando acá:
Vivo cerca del cruce de las avenidas A. y M. en una zona bastante bonita del distrito de Nellofselek ;)
En Perú somos tan cutres que estamos felices en pleno boom inmobiliario (y ya sabemos tod@s como acában los booms inmobiliarios). Los edificios nuevecitos dan una sensación de aparente prosperidad que tod@s se han creído, incluyendo las deudas bancarias.
Como resultado, en Nellofselek todo está bonito, bacán y molón :D

Lo malo: esto se lo han creído también la gente de distritos menos favorecidos, y en especial del Gremio de Mendigos, que se aluscinan que acá hay dinero (en realidad sólo hay deudas) y se han venido a currar a Nellofselek.
En consecuencia, tengo que llamar a Sam Vimes y a su guardia nocturna (acá se le llama Serenazgo) para que pongna un poco de orden, es decir: echen fuera a los mendigos.

Seamos sincer@s, a nadie le gusta tener al Gremio de Mendigos casi frente a su casa (especialmente porque el Gremio de Ladrones suele venir detrás). Hay un detalle aún más triste: en este lado del Mundodisco, el Gremio de Mendigos está asociado con el Gremio de MalosPadres, quienes alquilan a sus hij@s pequeñ@s a los mendigos para ponerl@s a trabajar en la calle.
Traducción: lo que tengo en el cruce de las avenidas A. y M. es explotación infantil de la más descarada.
Lo malo: Sam Vimes anda muy ocupado por estas fechas, y no ha acudido a mis llamadas :(
Jueves, 25 de Diciembre de 2014 a las 02:18 .
yelinna
... mientras tanto voy a llamar a Serenazgo para que boten a todos esos niñitos que están mendigando en la esquina frente a mi jato, diantre.
Jueves, 25 de Diciembre de 2014 a las 02:14 .
yelinna
Feliz Vigilia de los Puercos a tod@s!!
:D :D :D
Sabado, 6 de Diciembre de 2014 a las 21:50 .
yelinna
Me he visto:

http://www.youtube.com/watch?v=aemeSjZ9DnE


"Jingle All The Way", conocida como "El Regalo Prometido" en Latin América, es mi película de Navidad favorita de lejos, y por las mismas razones por las que Doug (el crítico nostálgico) la odia: muestra, de forma ácida y en tono de comedia, lo que es realmente la Navidad: materialismo decerebrado. Sin magia, sin edulcorantes, Navidad al desnudo, y punto.

Se supone que es una película para niñ@s, pero en realidad es una comedia creada desde el punto de vista de l@s adult@s. Además muestra, sin decirlo, una tendencia de las sociedades opulentas actuales: a darles a l@s niñ@s todo lo que piden. En la película, el personaje del niño es un completo "jerk": un criajo que no aprecia a su padre, el cual literalmente se "rompe el culo" para que su niño pueda vivir en una mansión (para los estándares de crisis económica actuales) y tener una habitación que yo jamás podría pagar (cualquier friki que se precie habrá notado todos los muñequitos de acción y la pared pintada con el Capitán América).
La madre es un cero a la izquierda, su vida gira en torno a su tiránico engendro y no es capaz de enseñarle a apreciar lo que tiene, y lo duro que trabaja su padre por él.
En conclusión, la culpa no es del crío, a su edad nadie sabe qué tan dura puede ser la vida de la población económicamente activa. El resultado es el argumento principal de la película: como un pequeño dictador, este niño quiere un juguete a toda costa, y su padre (el típico workalcoholic con sentimientos de culpa) moverá cielo y tierra por conseguirlo.

Hay más, está el tema de la presión social materialista: el niño que no tenga al "Turbo Man" será un tonto, una víctima de bullying.

¿es o no es ésta película una triste parodia de nuestra sociedad actual?

Mi favorita.
Y también la de mi primo :D
Últimos Canales
inicio
-> #reset00
 
© Copyright DREAMERS NETWORKS SL. Responsabilidades y Condiciones de Uso en el Universo Dreamers ®